Follow by Email

Friday, December 12, 2008

Two New Species of Fish-Article in El Nuevo Diario, 14 April, 2008


Several news pieces have cited the work of FUNDECI/GAIA over the years. We are going to reproduce many of them here. Here, you can read an article whose relevance has not diminished. It describes the recent discovery of three species of fish, all in Laguna de Apoyo, Nicaragua. These species are only found in this small, isolated lake. The official article for the species discovery appeared in the Proceedings of the Biological Society of Washington. Since this article was published, two additional species have been discovered officially, inhabiting the same lake, although there has not yet been a recognition of the latter species discoveries in the Nicaraguan press. We will have to get this announcement out soon.

From El Nuevo Diario, 14 April, 2008.

Midas cichlid
Topi Lehtonen / END.- Amphilophus flaveolus es una especie extremadamente rara y únicamente encontrada en la Laguna de Apoyo.

14 de abril del 2008

| END

Hallan nuevas mojarras



Son únicas del espejo azul, revela informe compartido a END y publicado por revista del Museo Smithsonian de Estados Unidos. Tilapias al escaparse de jaulas flotantes, acabaron con especies de las cuales no se podrá saber nada jamás, lamentan investigadores. Lagunas de Masaya, Asososca Managua, Asososca León, Monte Galán, Tiscapa, y Apoyeque guardan más especies desconocidas

Por Edwin Sánchez | Nacionales

Amphilophus chancho
Mojarra-Amphilophus chancho. Foto por Ad Konings.
_______________________________________________________________________________
Tres nuevas especies de mojarras fueron descubiertas en la Laguna de Apoyo, en cuyas aguas nadan más de una docena de ese género aún desconocido y que a pesar del interés de los científicos del mundo, están en peligro de extinción.

La amenaza pende sobre estos peces por el exceso de tilapias que se escaparon de unas jaulas flotantes, y el despale de 50 mil árboles en las laderas del cráter para albergar extranjeros en la propia zona de reserva, informaron investigadores.
También hay otros géneros de mojarras sin identificar en los Grandes Lagos, como famosa palometa alrededor de Solentiname, aseguró Jeffrey K. McCrary, uno de los científicos. El experto afirmó a EL NUEVO DIARIO que puede haber más especies por descubrirse en la laguna de Apoyo, y en las lagunas de Masaya, Asososca Managua, Asososca León, Monte Galán, Tiscapa, y Apoyeque.

Lo trascendental del anuncio que fue compartido con END, y publicado en el primer cuatrimestre del 2008 en la revista del Museo Smithsonian de Estados Unidos, Proceedings of the Biological Society of Washington, es que se descubrieron estas tres especies de peces y se encuentran únicamente en Apoyo. La realidad es que no se trata sólo de una especie, sino de más de una docena, con muchas hasta el momento sin ser descubiertas, reveló.

Historió que se han descubierto cuatro especies: Amphilophus
zaliosus (la mojarra flecha) en la laguna de Apoyo en 1976. Esta fue encontrada por el norteamericano George Barlow (q.e.p.d.), y tres mojarras en la laguna de Xiloá en
2002, por el norteamericano Jay Stauffer.

Equipo multinacional

Explicó que el nombramiento de una especie nueva para la ciencia es un proceso arduo y en este caso requiere la rectificación de errores de nombramientos en el pasado, particularmente durante el siglo XIX.

El estudio sigue en la actualidad, con la autorización de MARENA, y es dirigida por una institución nicaragüense, FUNDECI/GAIA. El equipo de investigadores es internacional, incluyendo alemanes, finlandeses, norteamericanos, mejicanos y nacionales.

Es tan completa la investigación que dos jóvenes mujeres de la UNAN Managua reciben becas de FUNDECI/GAIA para estudiar la dieta de las mojarras en la laguna de Apoyo y poder verificar las ubicaciones ecológicas de cada una de las especies.

Especies a la deriva

Los científicos están preocupados porque hace diez años, una empresa extranjera con capital nacional introdujo tilapias en jaulas en la laguna de Apoyo, asegurando a MARENA que no se iban a escapar.

Poco tiempo después, aquellos peces africanos sí se fugaron y causaron graves daños a los habitats de estas especies. Se piensa, entre los científicos, que algunas especies se extinguieron antes de que pudieran ser descubiertas, producto de esa introducción.

Hay otras amenazas que enfrenta esta fauna, especialmente la
propuesta construcción de "LAGUNA S.A.", en el bajadero de Diriá. Se construyó un camino adoquinado y cortaron 50 mil árboles dentro del cráter sin autorización de MARENA, además, pusieron rótulos de MARENA en sus propiedades como si fueran lo mismo.
Este proyecto pretende construir docenas de casas para una colonia de extranjeros dentro de la reserva. El permiso de construir fue denegado por la actual ministra. Los entendidos sobre la fragilidad de las especies en un medio tan vulnerable son de la idea de que cualquier plan de este tipo debe regirse por las normas existentes y que asegure contemplar sus impactos sobre las animales en peligro de extinción.

Jeffrey señala que debido a que estas mojarras tienen rangos de hábitat limitados a una sola laguna, se debe considerar estas tres especies nuevas en peligro de extinción oficialmente y que el gobierno actúe conforme la importancia del hallazgo.

Sus características

Jay R. Stauffer, Jr., Jeffrey K. McCrary, y Kristin E. Black son los que anunciaron estos descubrimientos en la revista del Museo Smithsonian. Los autores describen a los peces y la manera en que pudieron haberse desarrollado, en un cuerpo de agua sin ningún contacto con otras fuentes. Además, exponen las formas en cómo estas especies pudieron haberse introducido en el espejo azul que encanta a los visitantes nacionales y extranjeros.

Son especies de estrecho parentesco que parecen ser productos de especiación alopátrica; no obstante, ya existen fundamentos teóricos bien establecidos para la especiación simpátrica, dirigida por fuerzas ecológicas y por fuerzas no-ecológicas, señala el informe.

Por alopátrico se entiende “el proceso más común de creación de nuevas especies”. La especiación simpátrica es cuando una población de una especie se divide en dos especies, sin segregar la población en dos.

Los investigadores señalan, por ejemplo, que hay evidencia de que la especiación de peces cíclidos (miembro de la familia Cichlidae) en algunos pequeños lagos en Camerún podrían ser resultado de selección sexual simpátrica. Similarmente, algunas formas pelágicas de los peces del lago Malawi pueden haber evolucionado bajo condiciones simpátricas. (Pelágico: Peces que viven en mar abierto --o lagos muy grandes--- en las capas superficiales o entre aguas, evitando o limitando al máximo su contacto con la costa y el fondo).

En contraste a los lagos del este de Africa, las lagunas cratéricas nicaragüenses son pequeñas, endorheicas (sin salida superficial de agua), lagunas ubicadas a pocos kilómetros de los Grandes Lagos Nicaragüenses.

Edad de Laguna

Estas lagunas, aseguran los especialistas, fueron formadas por explosiones volcánicas dentro de los últimos 100.000 años. Se ha lanzado la hipótesis que en estas lagunas, la especiación simpátrica entre poblaciones mutuamente aisladas del complejo de especies de la mojarra común, Amphilophus c.f. citrinellus, haya sucedido.

A lo largo de su rango de hábitat natural, limitado a Nicaragua y Costa Rica, este complejo de especies se compone de especies que se difieren morfológicamente y se varían en hábitos de alimentación y selección de sitio de anidación.

Las especies

Las especies descritas hasta la fecha en este complejo incluyen: Amphilophus amarillo, Amphilophus citrinellus, Amphilophus erythraeus, Amphilophus labiatus, Amphilophus sagittae, Amphillophus xiloaensis, y Amphilophus zaliosus. Amphilophus dorsatus y Amphilophus granadense, son sinónimos de Amphilophus labiatus y Amphilophus citrinellus, respectivamente.

Aunque la mojarra flecha, Amphilophus zaliosus, de la laguna de Apoyo es fenotípicamente similar a Amphilophus sagittae de la laguna de Xiloá, fue diagnosticada como heteroespecífica, es decir, de diferente especie.

Esta conclusión se apoya, en parte en el análisis genético molecular, que revela que las mojarras encontradas en una laguna tienen más estrecho parentezco que las mojarras entre lagunas.

Súper población de Guabina

De acuerdo al estudio, en 1991 fueron trasladados varios individuos de Gobiomorus dormitor (la guabina) de la laguna de Masaya por un pescador local a Apoyo. La población de éstos se expandió exponencialmente durante sus primeros seis años de habitar la laguna. También se introdujo la tilapia del Nilo, Oreochromis niloticus, a través de escapes de operaciones de acuacultura y se estableció una población en reproducción.
Tras detallar el procedimiento de análisis de las especies, se precisa que la evidencia genética demuestra que los peces de la laguna de Apoyo son heteroespecíficos, con miembros del complejo de especies de otras lagunas cratéricas. McKaye y coautores concluyeron que las morfologías similares entre taxa de diferentes lagunas se deben a evolución convergente. Entonces, las nuevas especies fueron comparadas únicamente con las especies de Amphilophus de la laguna de Apoyo.
Taxa es un término más general que especie. Para explicación al lector, las tres especies, antes de recibir su nombramiento oficial, no eran especies, sino taxa.

Descripción de las nuevas especies

1) Amphilophus chancho

Machos y hembras en vivo de similar color. Individuos en colores de reproducción con colores de fondo verde dorsal, gris claro costado, y con cinco barras verticales de oscuro liviano. La aleta pectoral con brillo de amarillo claro. Cabeza amarilla con verde; interorbital, mejilla, porción superior del opérculo, pre-opérculo, y pre-orbital gris con verde.

Amarillo limón brillante en el opérculo ventral y garganta; opérculo con una sola barra vertical. Individuos no presentando colores de reproducción llevan barras verticales livianos sobre color de fondo amarillo limón brillante, con manchas oscuras en la porción dorsal. Manchas blancas en el vientre. Mancha caudal oscura. Iris amarillo limón con barra ocular vertical oscura. Manchas blancas en la mandíbula inferior.

2) Amphilophus flaveolus

Machos y hembras de colores similares. Individuos en colores de reproducción con seis o siete barras verticales sobre fondo verde-amarillo; verde-amarillo dorsal hasta amarillo ventral. Pecho amarillo-blanco. Iris dorado. Mancha caudal prominente y no se extiende a la aleta anal. Aletas gris con brillo verde.

3) Amphilophus astorquii

Machos y hembras en reproducción con fondo verde negruzco, con cinco barras verticales oscuros bajo la aleta dorsal, más una anterior a la aleta dorsal y una en el pedúnculo caudal. Aletas gris con barras oscuras en la aleta dorsal. Iris dorado con barra vertical oscura. Individuos no reproductivos con fondo verde-gris claro de fondo, con mancha dorsal, mancha caudal, y tres o cuatro otras manchas oscuras sobre la línea lateral. Pecho y estómago gris-blanco claro. Aletas claras.
Nombrada por Ignacio Astorquii, S. J., investigador de peces de agua dulce de Nicaragua.

Costumbres

El complejo de especies de la mojarra común es considerado ser principalmente lacustre. Todas la formas de este grupo se anidan de de manera territorial en el sustrato, dando cuido biparental a las crías. El período de anidación en la laguna de Apoyo es concentrado en la transición del invierno al verano, desde noviembre hasta enero. Amphilophus astorquii y A. chancho tienden a formar nidos de huecos en fondos rocosos y profundidades desde dos hasta 25 metros, aunque A. astorquii prefería huecos más pequeños. Amphilophus flaveolus anidó en fondos lodosos - arenosos en agua de menos de dos metros de profundidad.

La evidencia genética apoyó nuestra premisa que los peces de la laguna de Apoyo son heteroespecíficos con los miembros del complejo de especies que habitan las otras lagunas cratéricas de Nicaragua, señala el estudio. Estas tres especies son morfológicamente distintas. La heteroespecíficidad de estas formas se apoya además por el análisis multivariado de los datos morfométricos y merísticos.

Las observaciones tomadas durante el buceo con botellas de aire, manifestaron que cada una de estas especies puede anidarse dentro de pocos metros de las otras en la laguna de Apoyo. Mecanismos de aislación reproductiva existen entre estas especies. Los pequeños grupos de especies en estas lagunas aparentemente evolucionaron en mutua proximidad, ya que cada una de estas lagunas es pequeña y ”ecológicamente monótona”.

La falta de aislamiento geográfico de los diferentes hábitats en las lagunas, combinada con los datos morfométricos, ecológicos, y de comportamiento, y genéticos, se suman a dar evidencia a favor de especiación no simpátrica en las lagunas cratéricas volcánicas de Nicaragua. El hecho que la laguna de Apoyo tiene no más de 23 mil años de edad, y que las especies dentro de la laguna llevan más estrecho similitud genética entre sí que con formas alopátricas, también sugiere la especiación simpátrica.

El equipo de trabajo

Jeffrey agracede a Lorenzo López, Adrianus Konings, Inti Luna, Enrique Campbell, Liza González, y Eric van den Berghe por su participación en las expediciones de colección. Adrianus Konings también ofreció comentarios críticos sobre una versión anterior al estudio. Este trabajo fue apoyado en parte por FUNDECI/GAIA y por DANIDA.

Amphilophus
Click on the ¨escudo¨ to contact us. 

Sunday, August 24, 2008

Sustainability and Ecotourism-an editorial

This article appeared in El Nuevo Diario 24 August, 2008.

24 de agosto del 2008

| END

La sostenibilidad y el ecoturismo

Jeffrey McCrary, Ph.D.* | Opinión

Cuando pienso en el turismo de naturaleza, entre muchos buenos lugares con buenos proyectos, me llaman la atención tres lugares, por ser muy buenos ejemplos de NO hacer un turismo sostenible y amigable con la naturaleza: Acapulco, de México, porque destruyeron un sitio de anidación de tortugas para construir hoteles sin ningún sentido, contaminando el aire, con luces que ahuyentaron las tortugas, y las aguas, con desechos que destruyeron; Lago Atitlán, de Guatemala, por sus horribles construcciones altas, su agua contaminada y su nefasta segregación entre ricos y pobres; Coatepeque, de El Salvador, que hubiera podido ser casi tan bonito como nuestra bella Laguna de Apoyo, pero, prácticamente, se ha ido todo el bosque en la fiebre de lotificar. A pesar de que fueron lugares de enorme potencial turístico, éste ha sido destruido por la mala planificación y gestión entre los inversionistas, las comunidades y los gobiernos. La triste realidad es que en nuestro mundo hay más malos ejemplos que buenos, de turismos que en el nombre de “eco” abusan a la naturaleza y a las culturas locales.

Hay un cuarto caso que vale contemplar también, el de una zona de belleza natural increíble, con el templo maya más pintoresco que he tenido el placer de conocer: Tulum, en la península del Yucatán. El agua azul del Mar Caribe llega hasta muy cerca de los cimientos del templo. Recientemente, la fiebre de especulación turística ha brotado ahí, trayendo varios autollamados “eco” albergues. El gobierno de México, al que nadie acusaría de ser de izquierda, ha clausurado a algunos de estos negocios “eco” en Tulum, por no acatar a las leyes en su gestión, entre ellas, leyes ambientales y derechos a uso de zonas costeras.

Un pilar central en el desarrollo sostenible del ecoturismo en el país es la gobernabilidad. No se puede desarrollar el “eco” turismo sin controlar los usos bajo leyes. En este país, el factor faltante de mayor importancia para el desarrollo del ecoturismo es una garantía de aplicación de las leyes en forma pareja. Es vital que un gobierno actúe beligerantemente con los pocos inversionistas que no apoyan las leyes ambientales, y no solamente para proteger los derechos de la mayoría, que son casuales “usadores” de la laguna, sino también para proteger los derechos de los inversionistas que quieren actuar bien y a favor del medioambiente, contra los pocos que tienen otros intereses. El inversionista que busca oportunidades en ecoturismo requiere la aplicación de leyes, por ende, no viene a un sitio donde las leyes no existen o no se acatan. Es una lección recientemente aprendida en un país que ha sido la mera cuna de “laissez-faire” gobierno, y sería una buena lección para Nicaragua si aprendemos con tiempo.

Hay varias personas en la Laguna de Apoyo con empresas interesantes, entre ellas hay una señora extranjera que lucha infatigablemente a favor de la laguna y siempre manifiesta buenas intenciones frente el ambiente y la ley. Su ejemplo amerita mención porque su negocio parece ser rentable y sostenible. Sería triste verle a ella perjudicada por las huellas ambientales de otros. Por otro lado, hay inversionistas en la Laguna de Apoyo que pretenden usar sus pasaportes extranjeros y sus promesas de inversión y empleo para dejar a un lado las leyes ambientales y derechos del público.

A nadie le gusta una intervención como romperle una construcción. Tampoco se amerita la polémica contra el gobierno que algunos han utilizado, haciendo referencias a turbas, porque todos sabemos que no tiene nada que ver. Todos los inversionistas y residentes en la Laguna de Apoyo saben que los treinta metros desde la costa son de dominio público, y que ese día llegaba, más bien temprano que tarde. Si hay pecadores aquí en este cuadro, pero no muchos santos. Los muelles, piscinas, ranchos, toldos y otros, construidos cerca de la costa, con poca o ninguna excepción, se han hecho sin los permisos adecuados, y en muchos casos para excluir el público de la costa y cobrar a los “cheles” para su uso, lo que es un pecado cardinal en este país. Incluso, hay gente que utiliza Internet y las agencias de bienes raíces para vender lotes que llegan hasta la costa, en plena violación de la Ley de Delitos Ambientales, la Ley de Aguas y la Ley General del Ambiente.

Lanzar una caza de brujas entre los diferentes sectores involucrados, sobre quién es el más culpable, no alcanzaría ningún objetivo bueno. Yo propongo que nosotros, dentro la sociedad civil, con interés en esta bella laguna, hagamos un “pacto” sin distinción partidaria: que cada persona con intereses en la Laguna de Apoyo se comprometa públicamente a acatar todas las leyes ambientales desde un inicio. Esta propuesta ya he llevado a varias personas, con algún éxito. A quién pertenece la zona costera y quien tiene potestad de acción y coacción debe decidirlo la ley, pero existe la duda sobre este compromiso desde todos los lados.

Otro punto sobre el que debemos de coincidir todos en un “pacto” es en el que vale la pena salvar la laguna de Apoyo. Para algunos es nada más que bienes raíces; para otros es un sitio mágico, por su bello paisaje y sus aguas cristalinas, por su naturaleza, por sus leyendas y tradiciones. Mucha gente y yo estamos dispuestos a sacrificar mucho en términos personales para asegurar que nuestros nietos la disfruten. Quienes no desean trabajar mano a mano con las leyes ambientales en Nicaragua pueden vender sus “inversiones” a quienes sí desean impulsar verdaderos proyectos “eco”, a como lo estipulan la Ley General del Ambiente y su Reglamento de Áreas Protegidas. Por favor, inversionistas, dueños y propietarios, vecindarios y visitantes, personas interesadas en el buen desarrollo ambiental en Nicaragua: hagamos lo mejor para esta laguna y no para el beneficio de pocos. Levantemos la voz a favor de ella y a favor de las leyes ambientales en este país.

*Biólogo
ecotourism in Nicaragua
Click on the "escudo" to contact us.

Saturday, March 1, 2008

Laguna de Nejapa, Nicaragaua

FUNDECI/GAIA is perhaps most recognized for Estacion Biologica, its office and field station in Laguna de Apoyo Nature Reserve. Our program works to save wild nature throughout Nicaragua, however. Among the most important themes for us is the protection of the many volcanic crater lakes, such as Lake Nejapa, which went dry in the late 1990's. It has since recuperated standing water, but what fish species inhabited the lake? Did any species go extinct? Were there endemic species of the Amphilophus complex there, as in other volcanic crater lakes? No one knows...

This article was published in El Nuevo Diario to promote the rescue of the lake, this time from polluted runoff from urbanizations that are multiplying nearby. The lake is located in suburban Managua.

29 de febrero del 2008  | END

La laguna que volvió a vivir y su segunda muerte


Jeffrey McCrary, Ph.D. | Opinión


crater lake Nicaragua
Laguna de Nejapa. http://webserver2.ineter.gob.ni/
El Dr. Jaime Incer es uno de los más distinguidos personajes en Nicaragua, un ejemplo para todo el país por su infatigable lucha por la protección del medioambiente y su obra vitalicia como un estudioso sobre los fenómenos de la vida, los ecosistemas, la historia y hasta las estrellas en el cielo. Otra vez, el Dr. Incer ha otorgado palabra, y en buenahora, sobre los anticipados desvíos de desagües residenciales hacia nuestra Laguna de Nejapa.

En el papel de investigador, he trabajado en todas las lagunas cratéricas de Nicaragua que ostentan tener peces. Es muy desafortunado que mis colegas y yo llegáramos tarde a la Laguna de Nejapa, después de que ésta desvaneció en la última década del siglo veinte. Lo ocurrido en esta laguna fue lamentado en la película documental El Espejo Roto, producida por el equipo de la Fundación Luciérnaga. Digo que llegamos tarde porque cuando entramos por primera vez a Nejapa, la laguna ya estuba en el proceso de recuperación, y los únicos peces que encontramos en la laguna eran tilapias recientemente sembradas. La desaparición de la laguna que conmovió tanto al pueblo de Nicaragua, resultó en la desaparición de los peces nativos, pero no de toda la fauna de la laguna. Cuando hicimos un muestreo hace cinco años, encontramos bivalvos en abundancia, también tortugas acuáticas, y muchas aves vadeando por sus costas. En los bosques se encontraban muchos animales silvestres, muchos de los cuales, algunos vecinos de la laguna nos ofrecieron en venta.

La Laguna de Nejapa lleva dos cualidades culturales importantes, además de la fauna de sus aguas y del bosque de alrededor. Las aguas azufradas que se escaseaban recientemente tienen propiedades curativas, según tradiciones locales. Y la zona tiene muchos restos arqueológicos, pues es un verdadero libro de la historia de Nicaragua sin leer nadie hasta la fecha. Aunque se encuentra en el olvido, la Laguna de Nejapa es una Reserva Natural administrada por Marena. Todas estas cualidades son herencias legales del pueblo de Nicaragua, protegidas por la Ley General de Medioambiente (Ley 217) y el Reglamento de Áreas Protegidas (Decreto 1-2007) y otras leyes y normas. Cualquier acción humana que puede afectar los usos y cualidades de la laguna debe de ser adecuadamente sopesada según las bases de protección legalmente otorgadas a la laguna por la ley, además de contemplar los intereses del pueblo en todos los sentidos.

La propuesta de desviar aguas residenciales a la Laguna de Nejapa debe sonar la alarma entre el pueblo. Era un error garrafal introducir aguas grises en la Laguna de Tiscapa, lo que resultó en dejar la laguna inservible para ningún uso humano dos décadas. Igualmente, el manejo inadecuado de las aguas “tratadas” de Masaya ha convertido otra belleza y fuente de riqueza de vida, la Laguna de Masaya, en una cloaca. La introducción de masivas cantidades de aguas residuales al lago de Managua es otro desastre que podíamos haber evitado en su momento. Hasta la Laguna de Apoyo ha sido afectada por introducciones de peces invasores e impactos por construcciones en sus laderas. Nicaragua necesita de áreas verdes y naturales, para permitir esparcimiento sano para nuestros hijos, hábitat para nuestros animales silvestres y fuentes de ingreso por el turismo sostenible. Nicaragua necesita a Nejapa como un sitio de belleza e inspiración. Estoy de acuerdo con el Dr. Incer: la obra en cuestión podría provocar una desgracia más a nuestra querida pero pobre y sufrida capital.

Claro que Managua también necesita adecuado manejo de aguas pluviales, nadie puede negar que diario se aumentan los riesgos de inundación en los barrios. ¿Pero desviar aguas a Nejapa? ¿Quién aprueba esto? ¿Ha sido considerada toda alternativa? Necesitamos exigir una decisión sobria y transparente, participativa y conforme con el marco legal existente en el país. Un estudio de impacto ambiental debe de hacerse y ser revisado públicamente antes de comenzar esta obra.

Un grupo de vecinos a esta laguna ya se está organizando para promover su protección. La laguna pertenece a todos los nicaragüenses, pues quien desea ayudar y participar es bienvenido. Solicito a los interesados contactarme para firmar una petición a favor de la protección de nuestra laguna y participar en la búsqueda de soluciones favorables para este problema.
Laguna Nejapa Nicaragua
Click on the "escudo" to contact us.