Follow by Email

Saturday, August 12, 2017

Rescate Animal XXV: La Ardilla Centroamericana


Durante varios años, hemos estado ayudando a rescatar animales silvestres cuando sea necesario. Nuestra contribución de GAIA a la vida silvestre en Nicaragua, a través del rescate, rehabilitación, y liberación de animales, siempre ha sido pequeña, sin embargo, ha crecido notablemente recientemente. La diferencia mas notable que ha marcado los últimos años es que la conciencia de las personas que tienen animales silvestres como mascotas se ha ido levantando. Cada día hay mas gente en Nicaragua que reconoce que un animal silvestre debe vivir y morir en su hábitat natural, no en una jaula.

El hecho de que lleguen animales, o de que llamen o escriban personas preocupadas que quieren reportar a un animal, o que quieren entregar un animal, que quieren apuntarse como voluntarios en el trabajo de cuidar a los animales o donar para que hayan condiciones y alimento para ellos, es en si, una manifestación de la conscientización que se esta dando entre la gente por encontrarse con la posibilidad de que los animales silvestres tengan su segunda oportunidad de vivir libres, una vez capturados.

A esta ardilla le encanta el banano! Foto Jeffrey McCrary.

Recientemente, una joven nos escribió, porque había comprado una ardilla centroamericana (Sciurus variegatoides), la cuidó como suya, la trató muy bien, hasta dormía con ella. Pero con el tiempo, la joven reconoció que la ardilla no es un animal domesticado. Una ardilla debe vivir y morir entre los árboles, haciendo lo que hacen las ardillas y no obligada a vivir como el ser humano dicta.


La ardilla centroamericana (Sciurus variegatoides) es común en la región del Pacífico en Nicaragua. Foto Jeffrey McCrary.
Igual como en otras ocasiones, la ardilla presentaba una gran aficion al ser humano. Se dejaba tocar, llevar, y hasta dormia encima de las personas. Cuando la trajimos a la Estacion Biologica Laguna de Apoyo, ella fue cargada por dos adolescentes voluntarios. Comia traquilamente cuando estaba en casa, pero al ver a los arboles y el gran verdor del bosque, se ponia inquieta.

La ardillita come mientras es observada. Foto Jeffrey McCrary.
Ya sabia la ardilla que los arboles se encuentran en su ADN. No se satisfacía con la atención de las personas. Se quiso ir, y pronto, se fue! 

La ardilla socializaba fácilmente con los jóvenes voluntarios en la Estación Biológica Laguna de Apoyo. Foto Jeffrey McCrary.
Esta ardilla, igual como muchas otras, se fue. Tres dias despues, fue vista, jugando con una ardilla grande, señalando que ya esta bien, fue aceptada entre las muchas ardillas que viven arriba de la Estación Biológica. Esperamos que tenga larga vida, y lo mas importante, que viva segun su naturaleza, que sea corta o larga. Hasta siempre, amiga.


Durante el 2017, muchas ardillas han sido traídas a la Estación Biológica, para su rehabilitación y regreso al bosque para que viva y muera libre. En el vídeo abajo, hay algunas mas ardillas que vinieron para ser liberadas.


Si deseas ayudar a cuidar a la naturaleza, escríbenos y dinos como puedes participar. Estamos siempre a la orden para cualquier comentario. Échanos una mano y trabajemos juntos para cuidar la vida silvestre en Nicaragua. 

Oprime el escudo para contactarnos.
Post a Comment